El Ayuntamiento concluye el pago del préstamo de arreglo de las 22 casas de Coto y los alquileres pendientes

 

El delegado de Hacienda, Raúl Sánchez, informa “que en febrero se ha terminado de pagar el préstamo que el Ayuntamiento solicitó para el arreglo de las 22 viviendas de Coto de Bornos.

El problema de estas casas en ruinas, venía arrastrándose décadas atrás y se convirtió en una prioridad de este equipo de Gobierno que solicitó un préstamo para su arreglo y en septiembre de 2017 por fin se entregaron las llaves a los vecinos/as.

“Debido a la mala situación económica cuando llegamos a Gobernar, este préstamo de 300.000 euros para el arreglo de las viviendas no se pudo pedir a largo plazo. Sin embargo, estamos orgullosos de comunicar que en tres años hemos conseguido terminar las viviendas y pagar completamente la hipoteca, con lo que esto supone para las arcas municipales”, afirma Raúl Sánchez.

“Pero además en el mes de febrero, se ha conseguido otro hito importante, ya que se han abonado los alquileres que el Ayuntamiento adeudaba a los arrendadores de las viviendas en las que los afectados estaban realojados”.

“Cuando llegamos al Ayuntamiento en 2015 se le debía a los propietarios de esas viviendas 153.032,62 de alquileres. Los/as vecinos/as no sólo no obtenían solución al problema de sus casas, sino que además vivían con la amenaza de que los echaran porque el Ayuntamiento no pagaba a los arrendadores”.

“Desde el Equipo de Gobierno se ha hecho un gran esfuerzo para cumplir nuestro compromiso para terminar estas viviendas y pagar los atrasos en los alquileres y podemos afirmar que ya es una realidad “afirma el  Alcalde, Hugo Palomares, que se muestra muy satisfecho porque este  problema “sea por fin una mala pesadilla y además se haya terminado con la sangría económica que suponía esta situación derivada de una pésima gestión”.

Tanto el delegado de Hacienda como el Alcalde, se muestran firmes “en seguir  adelante con la comisión de investigación para pedir responsabilidades, porque no es justo que los vecinos/as hayan sufrido durante tantos años este calvario y se haya “mal administrado el dinero de todos/as”.