El Ayuntamiento busca una solución para la deuda de los alquileres pendientes de las 22 familias de Coto de Bornos

Una vez que los vecinos de las 22 viviendas de Coto de Bornos ya están en sus casas después de la entrega en el mes de septiembre, el Ayuntamiento está estudiando una solución para otro problema,  los alquileres pendientes donde estuvieron realojadas las 22 familias de Coto de Bornos cuyas casas se declararon en estado ruinoso.

El Equipo de Gobierno, desde que accedió al cargo en junio de 2015 "ha abonado 176.439,68 Euros,  es decir, todos los meses corrientes incluso pagando meses atrasados. Y todo esto, “a pesar de encontrarse el Ayuntamiento en bancarrota como declaró públicamente el anterior alcalde".

En estos momentos quedan pendientes 116.592,94 Euros, de mensualidades que se dejaron a deber  en los anteriores mandatos, lo que propició que muchas familias tuvieran que cambiar de viviendas en varias ocasiones porque no se afrontaban los pagos desde el Ayuntamiento, “agravando el calvario de estas familias,  y la nula capacidad de los equipos anteriores para buscar una solución al problema”.

Este Equipo de Gobierno "ha hecho frente a estas mensualidades, al principio con más dificultad, pero una vez puestas al día las cuentas del Ayuntamiento se han ido pagando regularmente, además de conseguir el dinero para la reconstrucción de las viviendas y ejecutar las obras". Hay que recordar que las obras han ascendido a más de 550.000 Euros, financiadas con fondos propios y un préstamo de 300.000 Euros que será abonado antes de mayo de 2019.